“Unos océanos sanos, un planeta sano”

Con este slogan Naciones Unidas y más de 190 países en el mundo celebran el Día Mundial de los Océanos, para recordarnos que son los responsables de regular el clima, alimentar miles de millones de personas, producir oxígeno, ser el hábitat de una infinita cantidad de seres vivos, proporcionarnos alimento, servir de medio de transporte y además, entre otros, prestar bienes y servicios ambientales.

Por esto el Ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Luis Gilberto Murillo Urrutia llamó la atención de los colombianos para que "seamos conscientes de su importancia para que los cuidemos con responsabilidad pensando en nuestras generaciones futuras".

El titular de la cartera de Ambiente recordó que venimos adelantando una campaña con acciones importantes como ordenamiento de los ecosistemas marinos y costeros, estrategias entorno a las especies exóticas invasoras, lineamientos para restauración de ecosistemas estratégicos.

"Estamos controlando esta amenaza ya que el plástico se degrada muy lentamente y contamina los océanos. Además, la polución de los plásticos perjudica la salud de los animales marinos, ya que lo confunden con alimento y mueren", destacó el alto funcionario.

Otro flagelo que sufrimos en nuestro territorio marino es la invasión del pez león, que afecta el equilibrio de los ecosistemas marinos, afectando la oferta de recursos pesqueros, para el cual desde hace varios años autoridades ambientales han desarrollado planes y estrategias para su control, señalo el Ministro Murillo.

Venimos impulsando la formulación, promoción e implementación y seguimiento de las políticas públicas en materia de manejo integrado costero, oceánico e insular y hemos incorporado aspectos relacionados con el uso sostenible de la biodiversidad marina a la gestión ambiental del país, señaló el funcionario.

Acciones del Ministerio para el uso sostenible de los recursos Marino costeros e Insulares de Colombia

  • Se han reglamentado las Unidades Ambientales Costeras y se conformaron 9 de 10 comisiones conjuntas para el proceso de ordenamiento ambiental de 24.571.700 hectáreas del territorio marino costero del país, estarán ordenadas y reglamentadas en 2018.
  • Desarrollo de proyecto piloto y ajuste a la propuesta del manual de compensaciones en el componente marino y costero.
  • Publicación del Mapa de Ecosistemas Marinos y Costeros y actualización del Atlas de Pastos Marinos.
  • Portafolio de Áreas Prioritarias para la restauración de Ecosistemas Marino - Costeros.
  • Plan de Manejo de Recursos Acuáticos.
  • Protocolos de restauración de manglares y corales
  • Diagnóstico preliminar de las Lagunas Costeras de Colombia
  • En proceso formulación de la norma de vertimientos al mar
  • Se adelanta Proyecto Plan Maestro de Erosión Costera- Convenio Cooperación Internacional con la Embajada de Holanda.
  • Se adelantan Estudios regionales de erosión costera.

Nuestros océanos en cifras

  • Colombia es una de las cinco naciones con mayor diversidad marina en el mundo, es un país privilegiado por sus dos océanos y una gran variedad de ecosistemas marinos y costeros. Cuenta con el 10% de las especies marinas conocidas del planeta.
  • Tenemos 928.660 km2 de territorio marino, que corresponde al 45%) del territorio nacional.
  • Más del 34% de la población total de colombianos somos beneficiarios directos de las riquezas ecosistémicos presentes en las regiones.
  • Con 5500 MSNM imponentemente se localiza la Sierra Nevada de Santa Marta, la montaña más alta del mundo a nivel costero.
  • Tenemos alrededor de:
  1. 2.500 especies de moluscos.
  2. 120 especies de esponjas.
  3. 144 especies de corales.
  4. 3.438 especies de peces (10% endémicas), de las cuales 2.000 son marinas.
  5. Siete de reptiles marinos.
  6.  35 especies de mamíferos que habitan en aguas marinas o estuarinas.
  7.  82 especies de aves marinas.
  • Entre nuestros ecosistemas marinos y costeros tenemos:
  • Ciénagas, humedales, manglares, playas, acantilados, arrecifes de coral, praderas de pastos marinos, fondos areno fangosos y arenosos, y litorales rocosos, los cuales soportan una gran variedad de especies de fauna y flora.
  • El arrecife coralino es un valiosísimo reservorio de biodiversidad, que da soporte a una intrincada cadena alimenticia, es en muchos casos un rompeolas natural que protege de la erosión las costas adyacentes y juega un papel indirecto, pero significativo, en la fijación de gas carbónico de la atmósfera mediante la construcción de andamiajes de carbonato de calcio.
  • Los arrecifes coralinos en el Pacífico se encuentran en la Isla Gorgona, la Ensenada de Utría, en inmediaciones de Punta Tebada y en la Isla Malpelo, con un área de cobertura de alrededor de 15 km2
  • En el Caribe, la extensión de los arrecifes de coral es de algo más de 3000 Km2 de los cuales más de dos terceras partes se localizan en el archipiélago oceánico de San Andrés y Providencia.
  • Entre los ecosistemas de flora, existen 84.165 hectáreas de manglares en el Caribe y 219.672 hectáreas en el Pacifico según los últimos inventarios realizados, para un total de 312.904 hectáreas en el país.

Recomendaciones a la ciudadanía para que conjuntamente protejamos nuestros ecosistemas marinos

  • No arrojar basura a los cuerpos de agua, ya que todos los ríos desembocan en el mar.
  • No talar los bosques de manglar, ya que son una barrera natural para el mar y son considerados guarderías y sala cunas de muchas especies de peces y otros animales marinos.
  • Cuidar las zonas marino-costeras en donde se presentan praderas de pastos marinos, ya que en estas zonas podemos encontrar una gran riqueza de invertebrados marinos que sirven de sustento a muchos recursos pesqueros de alta importancia, además que sirven como espacios de refugio a muchos animales que transitan entre las zonas de manglar hacia los arrecifes coralinos y mantienen la consistencia de los fondos marinos en donde se encuentran.
  • No realizar actividades perjudiciales en arrecifes coralinos como puede ser la realización de deportes acuáticos u otras actividades que puedan infligir daño mecánico a las estructuras coralinas, al igual que el uso de artes pesqueros nocivos como la red de arrastre en estos ecosistemas.
  • No construir viviendas y edificaciones de obras civiles sobre las playas, porque estas construcciones contribuyen a la desestabilización que ocasiona la erosión costera.
  • No recolectar materiales de procedencia biológica marina, como fragmentos de coral, conchas de ostras y caracoles de las playas, y tampoco contribuir al comercio de estos elementos decorativos, ya que dichos productos son el material sedimentario de los cuales se generan las zonas de playa.
  • No extraer ni comercializar la arena de las playas, ya que esto es una de las causas que han generado la erosión costera en nuestro país.
  • Reportar a las autoridades ambientales locales el avistamiento de especies foráneas en zonas marinas y costeras, como es el caso del pez león o el camarón jumbo.

Información tomada de: www.minambiente.gov.co